La presidenta Cristina Fernández afirmó el martes ante su par ecuatoriano, Rafael Correa, que llegó la hora de que los países sudamericanos formulen "mecanismos alternativos a los multilaterales existentes" para preservar los logros de los últimos diez años.

Ambos mandatarios firmaron previamente diferentes acuerdos de cooperación en materia de inversiones, agricultura, ganadería y pesca y cultura.

"Creo que ha llegado la hora de generar espacios, instrumentos diferentes en nuestra propia región que dentro de las leyes le aseguren que toda esta década ganada en inclusión, progreso, no sea echada a perder por la crisis de los países centrales", dijo la mandataria en un almuerzo con el que fue homenajeado Correa, un aliado de la presidenta argentina que realiza una visita oficial a Buenos Aires.

Fernández afirmó que los "organismos multilaterales, esos mecanismos de resolución de conflictos, se han evidenciado como depredadores de nuestros países y a la hora de solucionar conflictos en sus propias jurisdicciones se han demostrado inviables", además de haber sido "injustos e inequitativos hacia los países emergentes".

La presidenta valoró positivamente que los países sudamericanos tuvieran éxito cuando afrontaron sus desafíos. "Si a eso le sumamos que tenemos la mayor reserva energética, nos coloca en una posición inmejorable", señaló.

Previamente, el mandatario ecuatoriano apoyó en una entrevista con el canal C5N la propuesta que días atrás hizo su par argentina de llevar al bloque de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) una posición común contra el denominado "colonialismo judicial", en referencia al fallo de un juez estadounidense que dispuso que el gobierno pague a fondos de inversión 1.330 millones de dólares de bonos en cese de pagos desde 2001, cuando Argentina se declaró en quiebra.

El gobierno de Fernández apeló la medida y el caso será analizado por una corte de Nueva York en una audiencia en febrero.

"Estoy totalmente de acuerdo con Cristina. Buscan tener un efecto de disuasión para que nadie pueda desafiar el capital extranjero. Los tenedores de bonos son los especuladores, siempre tiene prioridad el capital financiero sobre los seres humanos; tenemos que revelarnos", afirmó Correa.

También anticipó que le pedirá a Fernández que "se cumpla la sentencia" contra Chevron, la petrolera estadounidense que sufrió un embargo de sus bienes en Argentina por una causa de daño ambiental ocurrido en Ecuador.

YPF, la principal petrolera argentina, busca socios extranjeros para concretar inversiones que permitan aumentar su producción y Chevron está entre los principales aliados potenciales.

El mandatario ecuatoriano sostuvo que "el tema Chevron" es "un caso privado" y sostuvo que se va respetar la opinión de los ciudadanos ecuatorianos y que la idea es que "se cumpla la sentencia".

Correa fue galardonado por la facultad de periodismo de la Universidad Nacional de La Plata con el premio "Rodolfo Walsh" en la categoría de Presidente Latinoamericano por la Comunicación Popular, que también ha sido otorgado a sus pares de Bolivia, Evo Morales, y de Venezuela, Hugo Chávez. Walsh fue un periodista desaparecido en la última dictadura militar argentina (1976-1983).