El Mercosur Social, que forman grupos de la sociedad civil de los países del bloque, le abrió los brazos hoy en Brasilia a los movimientos sociales de Paraguay, país suspendido desde junio pasado y que no estará representado en la Cumbre de jefes de Estado del próximo viernes.

"La presencia de estos movimientos sociales es una prueba de que nada de lo que se hizo perjudicó al pueblo paraguayo", declaró el canciller brasileño, Antonio Patriota, al participar en el acto de inauguración de la reunión del Mercosur Social.

El ministro reiteró además el "deseo" de Brasil de que "se verifique cuanto antes la plena vigencia de la democracia en Paraguay y que ese país pueda retornar al Mercosur", del que fue suspendido tras la destitución del ahora expresidente Fernando Lugo.

Así como saludó la asistencia de los movimientos sociales de Paraguay, Patriota también celebró la presencia de grupos políticos de Venezuela, país que en la cumbre semestral que se celebrará el viernes en Brasilia participará por primera vez como miembro pleno del bloque.

"Venezuela contribuye a la real inclusión del norte de Brasil en el Mercosur" y además le da al bloque la salida al Caribe que lo conecta con el resto de América Latina, indicó el canciller.

En el acto intervino la viceministra venezolana de Relaciones Exteriores para América Latina y el Caribe, Verónica Guerrero, quien sostuvo que el Mercosur Social "es y debe ser la razón de ser del bloque".

Ante unas 1.000 personas congregadas en el Museo Nacional de Brasilia, afirmó que, pese a que a "la derecha hizo lo imposible" para que su país ingresase al Mercosur, la "solidaridad" fue más fuerte y "Venezuela llegó para dejar su huella revolucionaria".

La reunión del Mercosur Social es uno de los diversos encuentros sectoriales previos a la Cumbre que el próximo viernes deberá reunir en Brasilia a los presidentes de Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela.

Las conclusiones de este evento de los movimientos sociales, al igual que las de otros similares de grupos de mujeres, sindicatos o empresarios, será entregadas a los jefes de Estado y anexadas al resto de lo documentos que serán firmados durante la cumbre.