El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió hoy a Paraguay que debe estar preparado para "retirar el estímulo de sus políticas para proteger la estabilidad macroeconómica", después de estimar que la economía en 2013 en este país subirá de cerca del 11 % tras la contracción de este año.

El jefe del equipo del Fondo que visitó Paraguay, Gabriel Lopetegui, del 25 de noviembre al 4 de diciembre, señaló que "choques de oferta negativos han impactado" la economía del país suramericano en 2012, entre los que mencionó la prolongada sequía que redujo la producción agrícola y el brote de fiebre aftosa en la ganadería.

Por ello, los funcionarios del organismo internacional calculan que el Producto Interior Bruto (PIB) de Paraguay se contraiga un 1,5 % en 2012 y la inflación se ubique en el 4 %.

"Ante esta situación, las políticas macroeconómicas han sido apropiadas", indicó el Fondo en un comunicado.

Especialmente, citó la reducción de los tipos de interés de referencia por parte del banco central y las políticas fiscales de estímulo.

"Sin embargo", advirtió, "con la economía creciendo fuertemente en 2013, las autoridades deben estar listas para retirar el estímulo de sus políticas para proteger la estabilidad macroeconómica".

Para 2013 se prevé que "el aumento de los flujos de recursos externos por ventas de electricidad y la colocación de deuda soberana en los mercados internacionales" genere demanda adicional.

En este sentido, previno sobre "un exceso de liquidez en el sistema financiero" que provoque que "las presiones inflacionarias pueden incrementarse significativamente en 2013".

Por otro lado, urgió a las autoridades de Asunción a que aumenten su recaudación fiscal para financiar proyectos de infraestructura y disminución de la pobreza.

"La presión tributaria en Paraguay se mantiene como una de las más bajas en Latinoamérica y está muy por debajo de los países vecinos. Aun cuando la reciente implementación del impuesto de renta personal es un hecho positivo, Paraguay necesita aumentar sus ingresos tributarios", señaló la nota del FMI.

Por último, destacó los esfuerzos de fortalecimiento de la supervisión del sistema financiero y de lucha contra el lavado de dinero, cuya estrategia nacional se prevé que finalice en el primer semestre del próximo año.

"En términos generales, el sistema bancario mantiene su rentabilidad, está bien capitalizado y presenta una fuerte liquidez", concluyó el Fondo.