La cantidad de personas registradas oficialmente como desempleadas en España aumentó a casi cinco millones en momentos en que la recesión del país muestra pocos indicios de ceder y sus bancos en apuros aguardan dinero en efectivo para rescatarlos.

El Ministerio del Trabajo informó el martes que el desempleo subió en 74.296 personas en noviembre, el 1,5%, a un récord de 4,9 millones. La tasa de desocupación, dada a conocer en forma mensual y trimestral, se ubicaba en 25% al final del tercer trimestre, mientras que el índice de desempleo entre los jóvenes estaba bastante por encima del 50%.

Las cifras llegan un día después de que los ministros de hacienda de otros países de la eurozona aprobaron la liberación de 39.500 millones de euros (51.600 millones de dólares) en dinero de rescate para los bancos españoles más golpeados por el derrumbe del mercado inmobiliario en 2008.