En momentos en que aumentan las preocupaciones por el ritmo con el que avanzan los preparativos para las Olimpiadas de Rio de Janeiro en el 2016, el COI le advirtió el martes a los organizadores brasileños que "el tiempo está pasando" y que deben acometer el proyecto "con todo el vigor" para asegurar que los primeros Juegos Olímpicos en Sudamérica sean un éxito.

A menos de cuatro años de las justas, los organizadores de Río 2016 informaron a la junta directiva del Comité Olímpico Internacional sobre el estado de los preparativos, en medio de cambios del liderazgo e incertidumbre sobre el presupuesto y la localidad de algunas de las instalaciones.

Río presentó a su nuevo jefe ejecutivo, Sidney Levy, que va a asumir las riendas en enero, en reemplazo de Leonardo Gryner, que pasa a ser jefe de operaciones del comité organizador.

"Nuestro mensaje sigue siendo el mismo: hay tiempo, pero está pasando, y ellos tienen que acometer esta tarea con todo el vigor necesario", dijo el portavoz del COI Mark Adams, en una declaración pública inusualmente dura sobre un comité organizador.

La reunión se produjo apenas unas semanas después que funcionarios del COI visitasen Rio para un informe de los organizadores de las Olimpiadas de Londres. Mientras que los siete años de preparativos para los juegos de Londres transcurrieron sin problemas, al COI le preocupa que el comité organizador brasileño aún enfrenta severos retos.

Carlos Nuzman, jefe del comité de Rio 2016, dice que todo marcha a tiempo.

"Estamos en una situación cómoda", dijo. "es importante que trabajemos conjuntamente — el COI, el comité organizador y el gobierno. Pienso que estamos bien".