El Gobierno de Estados Unidos aseguró hoy que no tiene evidencia de que uno de sus aviones no tripulados, conocidos como "drones", haya sido capturado en Irán, como afirman las autoridades de ese país.

"No tenemos evidencia de que las alegaciones de Irán sean verdad", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, en su rueda de prensa diaria.

Carney no quiso hacer más comentarios al respecto y añadió que el asunto está en manos del Pentágono.

Irán anunció hoy que el Cuerpo de Guardianes de la Revolución capturó un avión no tripulado estadounidense ScanEagle que volaba sobre las aguas del golfo Pérsico tras su entrada en el espacio aéreo iraní.

La televisión iraní en lengua árabe, Al Alam, mostró imágenes de unos guardianes de la revolución con un avión ScanEagle, pero no dejó claro si se trata del aparato cuya captura anunciaron hoy las autoridades.

En ocasiones anteriores Irán ha informado del derribo de aviones no tripulados estadounidenses e israelíes dentro de su espacio aéreo terrestre o sobre sus aguas territoriales, entre ellos un RQ 170 Sentinel, la aeronave "invisible" no tripulada más moderna de EE.UU..

El pasado 1 de noviembre cazas iraníes dispararon, sin derribarlo, contra otro avión de reconocimiento militar no tripulado de EE.UU. sobre las aguas del Pérsico, después de que el aparato sobrevolara el espacio aéreo iraní, según aseguró entonces el ministro de Defensa del Gobierno de Teherán, general Ahmad Vahidi.

Sin embargo, el teniente coronel Jack Miller, portavoz de la división de Oriente Medio del Departamento de Defensa de EE.UU., dijo a Efe que el avión no tripulado contra el que dispararon los iraníes no entró "nunca" en el espacio aéreo de ese país.