Con un total de 29 países agrupados en 160 módulos y con 60 delegaciones marítimas y con la novedad de los aviones no tripulados de reconocimiento UAV-Skua, que utiliza la Infantería de Marina de la Armada de Chile, se inauguró hoy en esta ciudad la VIII edición de la ExpoNaval 2012.

La muestra, en la que se esperan negocios por 700 millones de dólares, fue inaugurada por el ministro de Defensa, Rodrigo Hinzpeter, y el comandante en Jefe de la Armada, almirante Edmundo González.

En la ceremonia también estuvo presente el Ministro de Seguridad Estratégica Internacional del Reino Unido, Andrew Murrison y delegaciones de las Fuerzas Armadas de diversos países.

La feria, a la que este año no asistió Perú, cuenta con una sala de charlas técnicas, salón principal y diversos módulos de servicios anexos, todo con el objeto de favorecer la realización de negocios marítimos y navales.

En la oportunidad el titular de Defensa sostuvo que una muestra de estas características "nos llena de orgullo, por el trabajo que hace nuestra Armada, la Feria Internacional de Santiago (FISA) y muchos otros que ponen su colaboración para que la Exponaval, sea hoy día, la principal feria marítima de Latinoamérica".

En tanto, el comandante en Jefe de la Armada, almirante Edmundo González, explicó que el evento "no es solamente una feria dedicada a lo naval, tecnológico y defensa, sino que también, está abierta al mundo del transporte marítimo, al mundo naviero".

"Vemos con satisfacción cómo exponencialmente va aumentando el número de participantes extranjeros, el número de visitantes, el número de negocios que se hacen todos los años en esta feria. Nos encontramos con mucha satisfacción de estar ocupando un puesto de liderazgo dentro de Latinoamérica", apostilló.

Con respecto a la ausencia de la tradicional delegación peruana al evento se informó que esta se excusó oportunamente "por motivos institucionales y de procedimiento".

La ExpoNaval se ha transformado en la principal feria latinoamericana en los ámbitos naval y marítimo, y apunta a posicionar a Chile como líder en ferias de esta índole en Latinoamérica.

Además, busca mostrar al mundo el nivel tecnológico alcanzado y las capacidades de construcción naval en el mundo, junto con constituirse en un efectivo medio de difusión y debate respecto de las necesidades de renovación del Poder Naval en las armadas latinoamericanas.

En cuanto a las novedades que presenta esta feria destaca la presentación de los aviones no tripulados de reconocimiento UAV-Skua, los cuales permiten desde el aire obtener imágenes y vídeos, además del nuevo modelo de misiles de la empresa francesa MBDA, recientemente incorporados a unidades navales de Inglaterra.

Asimismo, en el muelle Barón de Valparaíso destacan dos de los buques de apoyo logístico más importantes a nivel continental: la nave mexicana ARM "Montes Azules" y el LSDH 91 "Sargento Aldea" de Chile que en los próximos días realizarán un ejercicio demostrativo de sus capacidades.

En la muestra, que se prolonga hasta el 7 de diciembre, se hace presente el USNS "Pathfinder", uno de los seis buques oceanográficos de la Armada de los Estados Unidos, operado por el Comando de Transporte Marítimo Militar para la Oficina de Oceanografía Naval.