Los directores de hidrocarburos de Centroamérica se reunieron hoy en Managua para estudiar el uso del bioetanol como alternativa a los combustibles derivados del crudo.

El coordinador de la Unidad de Energía del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), Jorge Vásquez, explicó durante la apertura de ese foro, de un día, que el bioetanol es uno de tres "perfiles de proyectos" que los países centroamericanos están interesados en promover en la región.

"Son proyectos regionales: validar el uso de bioetanol, el uso sostenible de leña y el ahorro de combustible del transporte público", precisó Vásquez.

La propuesta de las autoridades de hidrocarburos de la región es que el bioetanol sea utilizado, en un principio, en la flota de vehículos de los ministerios de Energía de cada país para tener un diagnóstico sobre el rendimiento, indicó el coordinador de la Unidad de Energía del SICA.

El bioetanol se produce por la fermentación de los azúcares contenidos en la materia orgánica de las plantas.

Centroamérica también pretende controlar el uso de la leña para cocinar, el cual ronda el 34 %, según cifras de la Organización Latinoamericana de Energía (Olade).

El SICA aspira concretar un proyecto que consiste en distribuir hasta un millón de cocinas eficientes en Centroamérica, entre los años 2013 y 2020, para crear un impacto en el consumo de leña, dijo Vásquez, quien aclaró que aún no tienen nada adelantado.

El ahorro de combustible en el transporte público es otro plan que todavía no llega a la fase de proyectos del SICA, aunque está en discusión, agregó.

"Para estos proyectos no se ha hecho una estimación, porque por ahora son perfiles de proyectos", anotó el funcionario.

Esos tres perfiles de proyectos cuentan con el respaldo de los directores de hidrocarburos de Centroamérica que participaron en esa reunión de un día en Managua.