La aerolínea británica British Airways (BA), socia empresarial de la española Iberia, planea suprimir 400 empleos de personal de cabina, según confirmó hoy la compañía, que aseguró que todas las bajas serán voluntarias.

BA explicó que ha abierto un periodo de consulta con los sindicatos de 90 días para localizar a personas que quisieran adherirse a estas bajas indemnizadas.

La empresa, que tiene unos 14.000 empleados de cabina, quiere suprimir puestos de personal veterano tanto de vuelos cortos como de rutas largas, y se espera que las primeras reducciones tengan efecto el próximo marzo.

En esta ocasión, asegura que los despidos no serán obligatorios, en contra de lo que ocurrió con la reestructuración efectuada entre 2010 y 2011, que motivó varias huelgas de la plantilla.

Por su parte Iberia, socia de BA en el grupo de aviación IAG, vive un profundo conflicto laboral.

Los principales sindicatos, excepto el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA), presentaron ayer ante la Dirección General de Empleo española la convocatoria de seis jornadas de huelga entre el 14 y el 21 de diciembre, contra el plan de reestructuración previsto por la aerolínea, que prevé el recorte de 4.500 empleos.