El expresidente de Costa Rica Óscar Arias apreció hoy que los partidos políticos de Paraguay están "aceptando las reglas del juego" para los comicios de abril de 2013, en los que Federico Franco concluye el mandato que inició el destituido Fernando Lugo.

Al frente de la misión de la OEA que observará las elecciones paraguayas de 2013, Arias continuó hoy con sus contactos en Asunción, que incluyeron al propio Lugo y la directiva de su Frente Guasú y al presidente del Legislativo, Jorge Oviedo Matto.

"Todos los partidos están aceptando las reglas de juego, todos confían en que tendrán elecciones transparentes, aceptadas por toda la sociedad paraguaya y también deben serlo por el resto del mundo. Pienso que todo va a transcurrir de manera normal", dijo Arias, citado por un comunicado del Legislativo.

El exmandatario y Premio Nobel de la Paz recordó que su misión incluye propiciar el diálogo entre todos los partidos políticos, pues la armonía entre ellos sería una "linda señal" de civilidad y armonía que Paraguay enviaría al mundo, tras la crisis por el juicio político que llevó a la destitución de Lugo, en junio pasado.

"Ustedes han ido perfeccionando las instituciones democráticas, la gente confía en la Justicia Electoral, de tal manera que esperamos que eso transcurra de manera normal", reiteró Arias.

El juicio político contra Lugo el 22 de junio pasado supuso la suspensión de Paraguay del Mercosur y la Unasur, una semana después.

Pero el enviado de la OEA descartó que Paraguay esté aislado de la comunidad internacional.

"Estados Unidos, Europa, el resto de América Latina, reconoce al Gobierno de Federico Franco, de tal manera que aislados no están", puntualizó.

La Organización de Estados Americanos (OEA) y, previsiblemente, la Unión Europea enviarán misiones de observadores de las elecciones generales del 21 de abril de 2013.

Arias inició ayer su primera visita, de cinco días, a Paraguay como jefe de la misión de la OEA.