La viuda de Bob Marley y nueve de sus doce hijos han alcanzado un acuerdo extrajudicial con un hermanastro del cantante jamaicano al que acusaban de utilizar ilegalmente el nombre del "rey del reggae" para hacer negocio.

En los documentos judiciales a los que tuvo acceso hoy Efe, se señala que Rita Marley (Alpharita Constantia Anderson) y sus hijos llegaron a un acuerdo con Richard Booker, hermanastro de la leyenda del reggae y propietario de la promotora de conciertos Bob Marley Movement of Jah People.

En diciembre de 2011 Rita y nueve de sus hijos interpusieron una demanda contra Booker para tratar de impedir que éste siguiese celebrando un festival anual de música en Miami (Florida), así como otros actos y promociones comerciales en los que utilizaba como reclamo el nombre de Marley (1945-1981).

En aquella demanda interpuesta en el Tribunal Federal del Distrito Sur de Florida los familiares del autor de discos tan famosos como "Kaya" (1978) y "Uprising" (1980) acusaban a Booker de violar los derechos de propiedad intelectual de la marca vinculados al nombre de Bob Marley. En respuesta, el hermanastro interpuso otra demanda contra ellos.

El contenido y estipulaciones del acuerdo no ha sido revelados, pero con él se "resuelven todas las reclamaciones" relativas a este caso, según indicaron ambas partes en la documentación presentada ante el tribunal.