Venezuela envió hoy por mar 380 toneladas de ayuda humanitaria a Cuba y Haití para los damnificados por el paso del huracán "Sandy" y anunció que enviará otra carga similar a Panamá y Guatemala, afectados por desastres naturales.

Con esta nueva carga de alimentos no perecederos, maquinaria para remover escombros, equipos médicos, medicamentos y materiales escolares se eleva a 1.867 toneladas el total de la ayuda enviada a ambos países caribeños desde octubre pasado, dijo el ministro del Interior, Néstor Reverol.

El embajador de Cuba en Venezuela, Rogelio Polanco, agradeció la "ejemplar actitud" del Gobierno venezolano de "mantener de manera sistemática la ayuda" para paliar los efectos del huracán.

"Sandy" dejó 67 muertos a su paso por varios países del Caribe, en su mayoría en Haití y Cuba, y entre 125 y 150 muertos en la costa noreste de Estados Unidos.

Aunque Cuba ha logrado rehabilitar "una parte importante" de los sistemas eléctricos y de comunicaciones, así como las instalaciones educacionales, "aún tenemos grandes dificultades" con la vivienda, la vialidad y la infraestructura en general, reveló el embajador cubano.

El ministro venezolano añadió a su vez que, "por orden del presidente Hugo Chávez", quien en la actualidad se encuentra en Cuba por tratamientos médicos, "ahora mismo" su Gobierno enviará "100 toneladas de ayuda a Guatemala y mañana una importante asistencia humanitaria a Panamá".

Un temporal de lluvias que azotó durante varios días al oeste de Panamá dejó 5 fallecidos, 23 comunidades afectadas, 5 puentes dañados y más de un millar de viviendas, escuelas y comercios destruidos parcial o totalmente.

En Guatemala, la Comisión Económica para América Latina (Cepal) ha calculado que se requerirán 210 millones de dólares para mitigar la destrucción que causó el terremoto de magnitud 7,2 en la escala abierta de Richter que el 7 de noviembre sacudió al país y dejó 44 muertos y varios miles de damnificados.