Sudán del Sur reanudará a final de año la exportación de petróleo a través de Sudán, anunció anoche el representante del Gobierno de Yuba Baqan Amun, tras dos días de negociaciones con las autoridades de Jartum.

Amun, secretario general del Movimiento Popular de Liberación de Sudán (MPLS), que gobierna Sudán del Sur, dijo a los periodistas que "a finales de este año será posible cargar el primer barco de crudo, sobre todo tras el acuerdo alcanzado en las reuniones mantenidas ayer y hoy".

El negociador de Sudán del Sur explicó que "todos los obstáculos" han sido resueltos y que los comités técnicos comenzarán en los próximos días su trabajo en relación con la exportación y el comercio de crudo.

"Dentro de dos o tres semanas puede que comience la exportación de petróleo", añadió.

Las negociaciones entre Amun y las autoridades de Jartum tenían como objetivo garantizar el mantenimiento de la seguridad, la paz y la estabilidad en los dos países y en la frontera común.

El pasado abril, los ejércitos de ambos países combatieron durante varias semanas a causa del desacuerdo sobre el precio que Sudán del Sur debía pagar a Sudán para exportar su petróleo hasta el Mar Rojo a través de los oleoductos sudaneses.

Los dos países alcanzaron un acuerdo provisional el pasado agosto para reactivar la exportación de crudo de Sudán del Sur, que puede hacerlo sólo a través de Sudán, después de que Yuba decidiera frenar por completo en enero la producción de 350.000 barriles de crudo al día.

El pasado 27 de septiembre, ambos países acordaron en Adis Abeba permitir la reanudación de las exportaciones de petróleo y la pacificación de la zona fronteriza, escenario de choques en los últimos meses, aunque después mantuvieron sus diferencias en cuestiones de seguridad.

Sudán del Sur, de mayoría cristiana y animista, se independizó de Sudán, de mayoría musulmana, en julio de 2011 bajo el acuerdo de paz firmado en 2005 y que puso fin a décadas de guerra civil.