Rusia llamó hoy a Israel a revisar sus planes de construir 3.000 asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este y de confiscar los impuestos recaudados a los palestinos.

"Llamamos a la parte israelí a revisar los anunciados planes sobre la construcción de asentamientos y a continuar la transferencia de dinero a los palestinos", informó hoy la Cancillería rusa.

De esta forma, añade, se podrá "conservar la posibilidad de reanudar el proceso de negociaciones y alcanzar una paz justa y duradera en la región" de Oriente Medio.