Los alegatos orales de Perú y Chile ante la Corte Internacional de Justicia en La Haya, que se pronunciará sobre los límites marítimos entre ambos países, se iniciaron el lunes.

El gobierno peruano pidió al más alto tribunal de las Naciones Unidas resolver el diferendo marítimo en un caso que va a repartir el control de una rica frontera marítima en el Pacífico entre los vecinos andinos.

Perú lanzó el caso en 2008, con el argumento de que nunca se ha delimitado una frontera marítima y que dos acuerdos que Chile alega establecieron los límites no son vinculantes y únicamente establecen algunas zonas de pesca.

Chile insiste en que la frontera entre los dos países se estableció claramente en los tratados firmados en 1952 y 1954.

El abogado de Perú, Alain Pellet, dijo el lunes a la corte que existe "una falta flagrante de cualquier delimitación marítima entre los dos países y que la frontera propuesta por Chile "corta radicalmente el acceso del Perú a mar abierto".