Un futbolista de Corea del Sur que generó tensión política con Japón al mostrar un cartel en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 después del duelo por la medalla de bronce entre ambos países fue suspendido por dos partidos.

La FIFA informó que Park Jong-woo es culpable de conducta antideportiva que "no puede tolerarse", si bien su acción no parecía premeditada.

El Comité Olímpico Internacional (COI) ahora decidirá si Park se queda con la medalla, que ha sido retenida desde el incidente del 10 de agosto.

Después de que Corea del Sur venció a Japón 2-0 en Cardiff, Park mostró un cartel con los colores nacionales y la frase "Dokdo es nuestro territorio" en apoyo a la soberanía de unos islotes en disputa con Japón.

FIFA recordó a la asociación de fútbol surcoreana que "es su obligación instruir adecuadamente a sus jugadores".

La FIFA y el COI prohíben declaraciones de índole político.