Autoridades de organismos de apoyo a las mujeres de los países del Mercosur inauguraron hoy una reunión en Brasilia, previa a la cumbre que el bloque celebrará esta semana, en la que exigieron que las cuestiones de género sean incluidas en el diseño de todas las políticas públicas.

La conferencia fue inaugurada por la ministra de la Secretaría de Políticas para Mujeres de Brasil, Eleonora Menicucci, quien sostuvo que "aunque se ha avanzado mucho", los países del Mercosur "tienen aún mucho que hacer" en cuestiones de igualdad de género.

"No es un hecho menor que en el Mercosur haya ahora mismo dos presidentas", declaró Menicucci en alusión a las jefas de Estado de Brasil, Dilma Rousseff, y Argentina, Cristina Fernández.

Sin embargo, apuntó que "pese a la importancia que ha cobrado y a la preocupación que existen" sobre la igualdad de género, aún quedan "cuestiones pendientes" relativas, entre otros asuntos, al mercado laboral, a la violencia doméstica y a la trata de personas, de la cual las mujeres son las principales víctimas.

En el acto también intervino la directora de la oficina especial de Asuntos para la Mujer del Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina, María Julia Rodríguez, quien explicó que en esta cita se discutirá una propuesta para que los Gobiernos del Mercosur incluyan los asuntos de género en todas sus políticas públicas.

Asimismo, los organismos de apoyo a la mujer del Mercosur se proponen analizar posturas comunes de cara una Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo, que se celebrará el año próximo en Uruguay organizada por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Otro de los asuntos que serán debatidos es un proyecto para el fortalecimiento de las instituciones dirigidas a la promoción de la igualdad de género en el Mercosur, en el que se ha propuesto una mayor participación de movimientos sociales y grupos feministas de los países del bloque.

Las conclusiones de esta reunión de mujeres, que durará tres días, serán presentadas a los jefes de Estado de Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela, que son esperados el próximo viernes en Brasilia para la cumbre semestral del bloque.

En esta cumbre no participará Paraguay, país que fue suspendido del Mercosur el pasado 29 de julio, tras la destitución del entonces presidente Fernando Lugo.