La prima de riesgo de la deuda de Italia, que se mide con el diferencial entre el bono italiano a 10 años y el alemán del mismo tipo, se redujo hoy por debajo de la barrera psicológica de los 300 puntos básicos, el nivel más bajo desde el pasado marzo.

La prima de riesgo de la deuda italiana, que ha registrado una clara tendencia a la baja en los últimos días, se situaba poco antes de las 12.00 GMT en los 298 puntos básicos, con el rendimiento del bono italiano a 10 años en el mercado secundario de deuda ligeramente por debajo del 4,4 %.

Según los analistas, esta mejoría en la presión sobre el riesgo país de Italia, más evidente tras disiparse las incógnitas sobre la ayuda europea a parte de la banca española y el acuerdo sobre la deuda griega en el Eurogrupo, llega por la oferta a los tenedores de bonos hecha pública hoy por la Autoridad de Gestión de la Deuda Pública de Grecia (PDMA).

Esta oferta está destinada a los poseedores de bonos griegos que quieran participar de forma voluntaria en el proceso de recompra de títulos de Estado a un precio que se situaría entre un 30 y 40 % de su valor inicial.

Hasta el momento, el récord de la prima de riesgo italiana se sitúa en los 574 puntos básicos, cifra que alcanzó el 9 de noviembre de 2011, días antes de que el ex primer ministro Silvio Berlusconi presentara su dimisión en medio de las turbulencias de los mercados sobre la situación financiera de Italia.

La llegada del tecnócrata Mario Monti al Gobierno entonces y sus primeras medidas económicas en diciembre, entre ellas un plan de ajuste de más de 30.000 millones de euros, consiguieron rebajar la presión sobre la deuda italiana posteriormente.

Pero esta repuntó después (incluso hasta los 500 puntos básicos el pasado julio) ante la incertidumbre generada en los mercados por el hecho de que la falta de actuación de los acuerdos en el seno de la Unión Europea (UE) pudieran terminar arrastrando a España e Italia, cuarta y tercera economías de la zona euro, respectivamente.