El máximo jefe de la guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional (ELN), Nicolás Rodríguez Bautista, alias "Gabino", manifestó hoy su voluntad de negociar la paz con el Gobierno "sin precondiciones de ningún tipo" y anunció que de concretarse, declarará un alto el fuego de "manera inmediata".

"Estaríamos dispuestos a hacerlo de manera inmediata. Un cese bilateral de hostilidades le daría mucha credibilidad al proceso", afirmó en un vídeo enviado como respuesta a un cuestionario de la emisora La FM y el informativo de televisión Noticias RCN.

La segunda guerrilla colombiana, contemporánea a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y con 2.500 hombres en sus filas, sostuvo conversaciones en pro de la paz con el Gobierno del anterior presidente colombiano, Álvaro Uribe (2002-1010), pero sin resultados concretos.

"Gabino" recordó que el actual presidente, Juan Manuel Santos, les ha propuesto entablar un diálogo de paz, como el que se lleva a cabo con las FARC desde el pasad 19 de noviembre en La Habana.

"Nuestra respuesta ha sido positiva y por ello resaltamos nuestra voluntad de paz y disposición para desarrollar los diálogos de paz", remarcó "Gabino".

Aunque el presidente Santos descartó hace dos semanas que el ELN vaya a integrarse en el proceso que mantiene con las FARC en Cuba, que ya superó su primer ciclo de negociaciones, "Gabino" consideró "interesante" que "en algún momento" las dos guerrillas se reúnan a hablar de paz.

Las FARC y el ELN sostuvieron en el pasado luchas entre ellos por el control territorial en algunas regiones de Colombia, que paradójicamente con el tiempo se transformaron en alianzas para enfrentar a los grupos paramilitares y narcotraficantes.

Si bien confió en las intenciones del Gobierno, aspiró a que el proceso de paz co el ELN no tenga "precondiciones de ningún tipo", y se manifestó partidario de declarar un alto el fuego "de manera inmediata" si el Ejército y la Policía correspondieran.

El proceso de paz que el Gobierno ha diseñado con las FARC sólo contempla un alto el fuego hasta que se logre un acuerdo final de paz, a pesar de que esa guerrilla anunció una tregua navideña entre el 20 de noviembre y el 20 de enero.