Familiares y amigos del exasesor hondureño en asuntos de narcotráfico Alfredo Landaverde, asesinado en Tegucigalpa el 7 de diciembre pasado, exigieron hoy justicia, que se esclarezca el crimen y se castigue a los responsables.

"Exigimos a las autoridades del Ministerio Público (Fiscalía) y de la Secretaría de Seguridad que agilicen las investigaciones de ese crimen hasta resolverlo", pidieron los familiares del exasesor hondureño, mediante un comunicado de la Fundación Alfredo Landaverde publicado hoy en medios locales de prensa.

A casi un año de su muerte, los familiares reclaman "justicia" y que "no pasen los años sin que este crimen sea aclarado y que los asesinos intelectuales y materiales (no) sigan en la impunidad causándole más daño a familias honradas y al país entero", indica el documento.

Landaverde, quien fue director de Lucha contra el Narcotráfico en Honduras, fue asesinado el 7 de diciembre de 2011 en el extremo oriental de Tegucigalpa, cuando venía en su vehículo acompañado de su esposa, Hilda Caldera, de nacionalidad venezolana, quien sufrió una herida leve en su espalda.

El comunicado agrega que reconocen los "esfuerzos" de las autoridades hondureñas al identificar al presunto asesino material de Landaverde, Marvin Noé Andino, de 21 años de edad, quien ahora guarda prisión en la Penitenciaria Nacional, ubicada a unos 25 kilómetros al norte de Tegucigalpa.

Landaverde también fue miembro del Partido Democracia Cristiana de Honduras (PDCH).

En la vida de Caldera "no pasa un día sin la esperanza de que en algún momento las autoridades cumplan y capturen a los hechores" del asesinato de Landaverde, indicó la organización no gubernamental Alianza por la Paz y la Justicia (APJ) en un comunicado, divulgado hoy en medios locales de prensa.

"Las organizaciones que integramos la APJ hacemos un llamado a la población para que se una a nuestra causa y exijamos conjuntamente justicia para este y los miles de actos criminales que se registran año a año en nuestro país", agrega.

La APJ también exigió a las autoridades del Estado que realicen un "verdadero" proceso de depuración de la Policía Nacional y una reforma integral del sistema de Seguridad Pública.

Familiares y amigos de Landaverde marcharon este domingo en Tegucigalpa para exigir justicia y que su caso no quede en la impunidad.

"Esperamos que nos den resultados, no podemos estar todo el tiempo en esta angustia", dijo este domingo a periodistas Caldera, durante la marcha denominada "Clamando justicia".

Honduras figura como uno de los países con índices más altos en materia de homicidios del mundo, con 92 por cada 100.000 habitantes en 2011, según un reciente informe de las Naciones Unidas.