El apoyo económico de España a la investigación científica en América Latina se reducirá en 2013 a partir de un cambio de estrategia que pasará de la cooperación a la colaboración, con el aval de la experiencia y la excelencia de los investigadores españoles.

Así lo anunció hoy en Bogotá la secretaria española de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+I), Carmen Vela, quien en una entrevista con Efe confirmó el compromiso de España con los proyectos de investigación que se desarrollan en América Latina pese a la "severa crisis" por la que pasa su país.

Vela llegó a Bogotá tras asistir este fin de semana en Cartagena de Indias a una reunión del Programa Iberoamericano de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo (CYTED), en marcha hace 25 años y financiado hasta ahora en un 80% por España y el resto por "cuotas voluntarias".

"En este momento, en la situación de dificultad económica en la que nos encontramos, España no puede seguir sustentando desde el punto de vista económico exclusivamente el programa", apuntó.

La secretaria de Estado reconoció que "este programa ha tenido un arraigo muy importante, ha servido de base para que muchos países empezaran a trabajar y organizar sus sistemas de Ciencia y Tecnología", y por eso anunció que la solución pasa por un cambio de estrategia.

Según Vela, los fondos directos al CYTED de la Secretaría española de Estado, -hasta 2011 Ministerio de Ciencia-, "han pasado de 4,5 millones de euros anuales a alrededor de un millón", mientras que el aporte de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) "de 600.000 euros a cero".

Ante la situación, esta experta en biotecnología aclaró que "como es un programa importante, lo que no se puede hacer con dinero se va a hacer con esfuerzo y trabajo, con una reorganización del programa".

Entre sus propuesta está cambiar el sistema de financiación del CYTED y "establecer un sistema presupuestario de cuotas".

Vela dijo que en Iberoamérica hay países como Brasil y México con capacidad de financiación y propuso "trabajar con algún coeficiente que pueda relacionar el PIB con el número de investigadores de cada país y eso tenga reflejo en la cuota".

"No quita que países más pequeños, con más dificultades, sean receptores netos de fondos", aclaró.

Según la secretaria de Estado, "lo importante es el cambio de concepto, pasamos de cooperación a colaboración".

Asimismo detalló que el valor que seguirá otorgando España, además de los fondos que quedan disminuidos, es la experiencia y la excelencia de la investigación de este país.

"Los gastos en I+D+I en los últimos diez años muestran una fantástica curva ascendente, que nos hizo posicionaros muy bien y una curva plana o un poco descendiente a partir de los años en que la crisis económica en Europa y particularmente en nuestro país empezó a afectarnos de un modo severo", según Vela.

Y es que si bien en 2011 el gasto en I+D+I fue de 14.184 millones de euros, un 2,8% menos que en 2010; se espera para 2013 una reducción del 15%, reveló.

Aún así, España se situó en los últimos diez años en el noveno puesto mundial en cuanto a publicaciones científicas, "una posición que se está manteniendo y que tiene una connotación de calidad extremadamente importante".

La secretaria de Estado remarcó que entre 2001 y 2011, el número de personas empleadas en proyectos de investigación en España pasó de 125.000 a 215.000, mientras que los investigadores crecieron de 80.000 a 130.000.

Estos datos avalan, según Vela, que "no sólo estamos haciendo ciencia en cantidad, sino estamos haciendo ciencia de calidad".

"Desafortunadamente desde 2008, cuando comenzó la crisis, todo va decreciendo y cualquier impacto en 2012 y 2013 se hace sentir mucho", concluyó la secretaria de Estado en su primera visita a Colombia.

HASH(0x8aad9ec)

Esther Rebollo