El director ejecutivo de News International (NI), Tom Mockridge, que sustituyó a Rebekah Brooks tras el escándalo de las escuchas en la prensa, dejará su puesto a finales de este mes, informó Rupert Murdoch, dueño de la empresa.

NI -que edita en el Reino Unido periódicos como "The Sun" y "The Times" y tenía el desaparecido dominical "News of the World"- es parte de News Corporation, la empresa periodística de Murdoch.

Mockridge había sustituido a Brooks en julio de 2011 cuando ésta se vio obligada a presentar su renuncia por el escándalo de los pinchazos ilegales, pero ahora ha decidido dejar su puesto para buscar otras "oportunidades" fuera de NI, según Murdoch, que ha puntualizado que fue decisión del directivo dimitir de NI.

Al informar de la decisión, el magnate de la prensa destacó el gran trabajo realizado por Mockridge en la empresa y lo calificó de "ejecutivo con experiencia" y un amigo.

"La decisión de dimitir es totalmente suya. Lamento que nos abandone pero estoy seguro de que tendrá mucho éxito dondequiera que vaya", dice Murdoch en su nota, divulgada por los medios británicos.

Antes de hacerse cargo de NI, Mockridge, de origen neozelandés, había estado a cargo de las operaciones italianas de NI, Sky Italia.

El NI fue centro de una polémica por el caso de las escuchas ilegales de "News of the World", clausurado por Murdoch en julio del año pasado tras revelarse que el dominical había pinchado móviles de ricos y famosos para obtener noticias exclusivas.

El escándalo obligó al primer ministro británico, David Cameron, a ordenar la apertura de una investigación sobre el caso que ha estado a cargo del juez Brian Leveson, que en su informe publicado el pasado jueves en Londres recomendó la autorregulación de la prensa pero amparada por ley.