La FIFA acordó sancionar con dos partidos y una multa de 3.500 francos suizos (2.900 euros) al jugador surcoreano Jongwoo Park por incumplir el Código Disciplinario y la normativa del torneo olímpico de Londres 2012 al hacer una proclama política tras el partido por el bronce con Japón.

Tras la victoria de Corea del Sur sobre Japón (2-0) en el citado encuentro, jugado el 10 de agosto, Jongwoo Park exhibió una pancarta que mostraba en coreano el mensaje "Dokdo es nuestro territorio", en alusión a la isla que Japón reclama desde los años 50 y que está bajo bandera y soberanía surcoreana desde 1954.

La FIFA comunicó hoy la sanción, que no puede ser recurrida, y explicó que su Comité de Disciplina ha estimado que "el comportamiento del jugador, aunque parece no ser premeditado ni intencionado, contradice la idea central y el objetivo de deportividad y juego limpio, por lo que no puede ser tolerado".

Asimismo, el Comité ha dado un aviso a la Asociación de Fútbol de Corea del Sur y le ha recordado su obligación de instruir apropiadamente a sus jugadores sobre las normas pertinentes y reglas aplicables antes del comienzo de cada competición para evitar incidentes de este tipo en el futuro.

La FIFA también ha alertado a la Asociación de Corea de que en caso de que se repitan incidentes de este tipo el Comité de Disciplina puede imponer sanciones más duras a este organismo.