El Viceministerio de Trabajo de Paraguay decretó hoy la suspensión de la huelga iniciada el martes último por los funcionarios del Poder Judicial, alegando que la medida de fuerza no reúne los requisitos legales para su realización.

El organismo estatal explicó que la resolución fue adoptada debido a que los manifestantes no se adhirieron a lo estipulado por el Código de Trabajo, que estable que la convocatoria de una huelga debe realizarse luego de que se agoten las instancias de negociaciones para una conciliación.

Además, la decisión de recurrir a una medida de fuerza debe ser comunicada al Viceministerio de Trabajo con cinco días de antelación al inicio de la protesta, situaciones que, según esta institución, no se han dado, informó la agencia Pública IP Paraguay.

El Sindicato de Funcionarios Judiciales del Paraguay (Sifjupar) encabeza la protesta que se inició el día 27 pasado y que debía concluir el 20 de diciembre próximo para exigir al Parlamento la reintroducción en el proyecto de presupuesto de 2013 de los montos asignados para concretar un aumento salarial del 10 % y otros beneficios para el sector.

La Cámara de Diputados volverá a analizar a partir de hoy, lunes, el proyecto de presupuesto que fue aprobado hace una semana por el Senado con leves recortes, entre ellos los que debían ser destinados para el pago de aumentos salariales, bonificaciones y gratificaciones para los funcionarios del Poder Judicial.

La Coordinadora de Abogados y del Colegio de Abogados del Paraguay repudió la medida de fuerza, similar a la adoptada el 2 de noviembre pasado por alrededor de tres horas por los funcionarios judiciales y exigió al Gobierno la mediación en este conflicto.

La Corte Suprema de Justicia, por su parte, solicitó la nómina de los funcionarios en huelga y advirtió sobre la eventual aplicación de descuentos salariales por las jornadas no trabajadas.