El Ministerio colombiano de la Defensa informó hoy que le pidió a su par de Corea del Sur explicaciones por no recibir información de una compañía de ese país envuelta en una investigación por supuesto fraude financiero y que fue escogida para que le vendiera 16 misiles.

"La confianza es un elemento esencial en este tipo de contrataciones", señaló el ministro colombiano de Defensa, Juan Carlos Pinzón, en una carta enviada a su colega de Corea del Sur, Kwan Jin Kin, fechada el 29 de noviembre pasado.

Pinzón agrega que ese aspecto fue puesto en "riesgo por la delegación coreana, quien no puso en conocimiento al equipo negociador de Colombia" de la situación de la compañía LIG NEX1.

El ministro explica que por informaciones de prensa se enteraron de que un directivo de esa "compañía fue acusado en noviembre pasado, con ocasión de la investigación que las autoridades de Corea del Sur adelantan por fraude financiero".

Según el diario El Espectador, de Bogotá, LIG NEX1 fue seleccionado por Colombia para proveerla de 16 misiles por un valor de 90 millones de dólares, previo aval del Gobierno de Corea del Sur y que serían utilizados para modernizar fragatas de la Armada Nacional.

El acuerdo para la compra de ese armamento se firmó el pasado 23 de noviembre "en presencia del señor embajador de la República de Corea, acreditado en Colombia", recuerda la misiva de Pinzón.

Pinzón pide, además de las explicaciones, "una garantía para el cabal cumplimiento del acuerdo que sea satisfactoria a juicio del Ministerio de Defensa de Colombia".

Agrega que "en cualquier otro caso" el Ministerio "solicita una amable terminación del mismo (del contrato de venta)".

Finaliza la carta diciendo que "hasta tanto no se clarifique en debida forma esta situación", el Ministerio "se abstendrá de desembolsar suma de dinero alguna".