Los cantantes y grupos extranjeros que actúen en Argentina a partir de ahora deberán contratar a un músico argentino para sus recitales y en caso de que no lo hagan, pagarán una multa del 12 % de la recaudación, confirmaron hoy a Efe fuentes de la Unión de Músicos Independientes (UMI)

El Parlamento argentino aprobó el pasado miércoles la Ley Nacional de la Música, que en su artículo 31 establece que "en la presentación de un artista extranjero en vivo deberá ser contratado un músico nacional, que contará con un espacio no menor a 30 minutos para su repertorio".

La nueva ley dispone además la creación del Instituto Nacional de la Música, que tendrá como objetivo "fomentar la actividad musical general y nacional en particular".

"El proyecto es una gestión colectiva de muchos músicos del país, que a través de la organización Músicos Convocados y la UMI trabajaron el texto, y el diputado oficialista Eric Calcagno fue el encargado de presentarlo en la Cámara de Diputados", explicó a Efe el músico, abogado y vicepresidente de la UMI, Esteban Agatiello.

"El artículo (31), al igual que la ley, surge para el fomento de la música nacional. Nos parecía lógico, como ocurre en muchos países, que previo al show de un artista internacional pudiera estar un artista nacional", comentó Agatiello.

En caso de incumplimiento de este artículo, el organizador "deberá pagar el 12 % de la recaudación del evento" como multa.

"En Uruguay y Estados Unidos hay normativas que establecen esto. Es parte del fomento a la música nacional de cada país", explicó el músico.

La norma crea un centro de subsidios y créditos para que los artistas independientes puedan grabar, editar y distribuir su material y permitirá la formación de los músicos para que conozcan los derechos intelectuales y laborales que intervienen en la actividad musical.

La financiación del instituto de la música provendrá de fondos públicos asignados por la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y de recaudaciones de actividades musicales.

Agatiello admitió que la implementación de la ley "va a demandar un tiempo", pero aseguró que para fines del año próximo "se va a poner en funcionamiento".