Los acreedores que no aceptaron las reestructuraciones de deuda de Argentina han reclamado a un tribunal de apelaciones de EE.UU. que obligue al país desembolsar un depósito de al menos 250 millones de dólares antes del 10 de diciembre para que demuestre que acatará los fallos de las cortes.

Así lo aseguró en una moción de emergencia remitida hoy a Efe el fondo NML, que lidera la demanda de los tenedores de bonos que rechazaron los canjes de deuda ofrecidos por Argentina en 2005 y 2010 y que demandaron al país para recuperar la totalidad de su inversión.

Ese fondo, detrás del embargo de la fragata Libertad de la Armada argentina en Ghana, solicita al Tribunal de Apelaciones del Segundo Circuito que modifique su orden del pasado miércoles, cuando dejó en suspenso el fallo de un juez que obligaba a Argentina a pagar a estos acreedores 1.330 millones de dólares antes del 15 de diciembre.

Ese día, el país latinoamericano se dispone a realizar el primero de tres pagos por unos 3.500 millones de dólares a los tenedores de bonos que aceptaron los canjes de deuda, alrededor de un 93 % del total, después de que Argentina declarase en 2001 el mayor cese de pagos de su historia.

Los acreedores que no accedieron a las reestructuraciones, alrededor de un 7 % del total, piden ahora que se disuelva esa suspensión a no ser que Argentina desembolse un depósito de 1.450 millones de dólares, o al menos 250 millones, antes del 10 de diciembre, mientras se resuelve el caso.

"Si Argentina se niega a pagar incluso el mínimo de este depósito cuando se dispone a pagar más de 3.000 millones de dólares a los tenedores de bonos reestructurados, demostrará ampliamente su intención de no acatar los mandatos de la corte", afirmaron los demandantes.

Además, los acreedores que no aceptaron los trueques, a los que Argentina se refiere como "fondos buitres", argumentan que si no se acelera el proceso el país "disfrutará de al menos tres meses más para intentar idear una forma de evadir" el fallo del juez Thomas Griesa.

Y es que según la última decisión de la corte de apelaciones, la orden del magistrado permanecerá por ahora en suspenso y ha fijado un calendario para la presentación de documentos de las partes en diciembre, enero y febrero, de forma que el día 27 de ese mes se celebrará una audiencia para presentar sus argumentos orales.

Los demandantes recuerdan las palabras de la presidenta argentina, Cristina Fernández, y de diferentes responsables del Ministerio de Economía de ese país, que han reiterado que no se pagará "un sólo dólar" a quienes rehusaron aceptar los canjes de deuda de 2005 y 2010.

"Argentina promete no acatar y sus persistentes planes de evadir los mandatos judiciales suponen un serio desafío al estado de derecho", concluyen.