El linebacker de los Chiefs Jovan Belcher y su novia vivieron separados durante un breve tiempo antes de que el jugador la matara y luego se suicidara frente al entrenador y gerente general del equipo, dijo el domingo una amiga de la mujer.

Pero Brianne York, de 21 años, dijo Belcher y su novia Kasandra M. Perkins, de 22, se habían reconciliado a fines de noviembre durante el feriado del día de Acción de Gracias.

Cuando se enteró que Belcher mató el sábado a tiros a Perkins en la residencia de la pareja, York dijo que creyó que alguien se había equivocado.

Tras matar a Perkins, Belcher se dirigió al estadio Arrowhead de Kansas City y se suicidó delante del gerente general Scott Pioli y el entrenador Romeo Creennel.

La pareja tenía una hija de tres meses.

"No daban la impresión de ser esa clase de gente", dijo York, quien conoció a Perkins mientras tomaban clases en una universidad. Las mujeres se hicieron amigos durante sus embarazos. El bebé de York, un niño, nació tres meses antes de la hija de Perkins.

York recordó que su amiga "realmente estaba feliz de ser mamá".

El domingo, la gente entraba y salía de la casa en la residencia de la pareja,

La policía no ofreció información adicional sobre el asesinato y suicido del sábado.

"¿Pueden respetar el duelo?", preguntó a los reporteros un hombre que abrió la puerta del hogar de la pareja el domingo.

Poco tiempo después, dos hombres subieron bolsas en un vehículo, y dos mujeres se fueron del lugar en el vehículo.

York contó que la pareja había tenido "las discusiones normales". Añadió que las diferencias se debieron a que Belcher "a veces quería estar solo" y Perkins deseaba pasar más tiempo juntos como familia.

Belcher, de 25 años, era oriundo de Nueva York y jugó en la universidad de Maine. El linebacker jugó sus cuatro temporadas en la NFL con los Chiefs, y participó en todos los partidos, incluyendo los 11 de esta campaña.