Los equipos de rescate han hallado los cuerpos de nueve personas en el interior del túnel de una autopista en las proximidades de Tokio cuyo techo se desplomó ayer y dejó atrapados al menos tres vehículos, informó hoy la Policía.

Durante las labores de rescate, que continuaban hoy en el túnel de Sasago, de 4,7 kilómetros y situado a unos 80 kilómetros al oeste de Tokio, los equipos encontraron los cuerpos sin vida de tres hombres y dos mujeres en una furgoneta, todos ellos de menos de 30 años.

Otra mujer de 28 años que viajaba en ese mismo vehículo logró escapar después del suceso con heridas moderadas y fue quien avisó ayer a las autoridades de que iba con otros cinco compañeros, antes de ser trasladada a un hospital de la zona.

Además, el accidente costó la vida al conductor de un camión, Tatsuya Nakagawa, de 50 años, que pudo hacer una llamada de socorro desde el interior desde su vehículo atrapado antes de que los equipos de rescate consiguieran llegar hasta él horas después, cuando ya había fallecido.

También se encontraron los cuerpos de otras tres personas, de entre 60 y 70 años, en el interior de un tercer coche atrapado, según la televisión pública NHK.

El accidente tuvo lugar a primera hora del domingo, cuando en el interior del túnel se encontraban una treintena de vehículos.

Por causas que aún se desconocen, las placas de cemento del techo del túnel, cada uno de cinco metros de ancho, 1,2 metros de largo y un grosor de 8 centímetros, se desplomaron en un tramo de unos 110 metros, según la operadora de la autovía, Central Nippon Expressway.

El suceso se produjo a 1,7 kilómetros de la boca de salida más cercana y provocó un incendio, lo que hizo que, en medio del caos, varios conductores abandonaran sus vehículos y caminaran más de una hora hasta la salida.

La empresa operadora indicó que en la última revisión del túnel, efectuada en septiembre, no se había detectado ninguna anomalía, pese a lo cual las autoridades han abierto una investigación por posible negligencia.

Según la agencia Kyodo, se baraja la posibilidad de que una de las barras de metal que fijaban los paneles al techo del túnel se aflojara y provocara una reacción en cadena.

El túnel de Sasago se encuentra en la autopista de Chuo, la principal vía que conecta por carretera Tokio con el centro y el oeste del archipiélago, y estaba abierto desde 1977.

El de ayer fue el peor accidente de este tipo en Japón en más de 15 años, después de que en 1996 el hundimiento de un túnel en Hokkaido (norte) acabara con la vida de 20 personas.