Neil Young, dijo el domingo que no habría podido presentarse en la zona devastada por la supertormenta Sandy sin hacer algo para ayudar a las personas que fueron afectadas por el meteoro.

Young y su banda de muchos años, Crazy Horse, realizarán un concierto el jueves en el Hotel Casino Borgata, en Atlantic City, a beneficio del trabajo de ayuda por la tormenta que realiza la Cruz Roja de Estados Unidos. La zona de la costa de Nueva Jersey se vio muy afectada por la tormenta de finales de octubre.

La gente del área de Nueva York que sufrieron daños por la tormenta lo ha apoyado desde hace 40 años, aseguró.

"No podía venir de nuevo acá y sólo tocar como si no hubiera pasado nada", dijo. Young está de gira en la zona, con conciertos programados para el lunes en Brooklyn y el martes en Bridgeport, Connecticut.

Los precios mínimos de las entradas para el espectáculo en Atlantic City serán de 75 dólares y 150 dólares, aunque Young dijo que no hay límite para el máximo. El roquero espera recaudar cientos de miles de dólares para la Cruz Roja.

Young dijo que fue invitado a participar en el espectáculo a beneficio del 12 de diciembre en el Madison Square Garden, donde se presentará Bruce Springsteen, Paul McCartney, The Who, Kanye West, entre otros, pero tenía otras obligaciones. Además, aseguró que ya había demasiadas estrellas.

"No iba a haber mucha diferencia si estaba allí o no, así que decidí ir a algún lugar donde pudiera hacer una diferencia", dijo.

Young se presentó en un espectáculo a beneficio televisado en 2001, luego de los atentados terroristas del 11 de septiembre, cantando una versión memorable de la canción "Imagine" de John Lennon.