El keniano Joseph Gitau se alzó hoy por sorpresa con la victoria en el maratón de Fukuoka, prueba reina de su categoría en Japón, después de que el explusmarquista mundial Haile Gebrselassie se retirara inesperadamente de la carrera en el kilómetro 32.

Gitau, que partía con una marca personal de 2h.21:54 en maratón y 1h.09:19 en medio maratón, se puso en cabeza hacia el kilómetro 30 y pronto logró una cómoda ventaja frente al resto del grupo, que lideró hasta cruzar la meta en 2h.06:58.

El nombre del keniano, residente en Japón, tenía un perfil relativamente bajo en esta 66 edición de la prueba de Fukuoka, en la que todas las miradas estaban centradas en el etíope Haile Gebrselassie.

El premio Príncipe de Asturias 2011 de los Deportes, de 39 años, corría por segunda vez en Fukuoka, una prueba de la que se había coronado vencedor en 2006.

Hoy, Gebrselassie se mantuvo desde el principio en el compacto grupo de cabeza en una carrera que parecía estar haciendo con relativa comodidad.

Sin embargo, en el kilómetro 32 el "emperador" arrojó la toalla al detenerse de forma sorpresiva en un momento en el que apretaba el japonés Hiroyuki Horibata en un intento de colocarse en cabeza.

La carrera de Fukuoka supone un jarro de agua fría para el legendario atleta que en su anterior maratón, en Tokio este mismo año, quedó en cuarta posición tras sufrir algunos problemas físicos durante una prueba que acabó en 2h.08:17.

A Fukuoka llegaba en buena forma, según había indicado él mismo pocos días antes a través de su cuenta personal en la red social Twitter, en la que había señalado que los entrenamientos iban bien y la "resistencia y la velocidad" eran buenas.

En segunda posición en Fukuoka terminó el japonés Horibata, con 2h.08:24, una marca que sin embargo, al superar las 2h.08, no le permite la clasificación automática para el Campeonato Mundial de Atletismo 2013 de Moscú.

"Confiaba en que iba a ser el primero entre los japoneses, me he fiado de mi entrenador. Pero cuando hice el intento (de acelerar) a los 30 kilómetros, me salió mal. Fueron momentos duros, mi objetivo era marcar 2 horas y 7 minutos y me da rabia no haberlo logrado", afirmó tras la carrera el atleta nipón.

El tercer puesto fue para el polaco Henryk Szost, que completó los míticos 42,195 kilómetros en 2h.08:42, por encima de las 2h.07:39 que marcó este mismo año en el maratón del Lago Biwa.

De la prueba, que transcurrió sin la temida lluvia, también se retiró, en el kilómetro 39, el keniano Martin Mathati tras haber estado la mayor parte del tiempo en el grupo de cabeza, lo que ensombreció su muy esperado estreno en una maratón.

Mathati partía en la 66 edición de la prueba de Fukuoka como el segundo corredor más rápido por detrás de Gebrselassie en medio maratón (58:56) y en 10.000 metros (26:59.88), y se le veía como candidato a marcar un nuevo tiempo como el debutante de maratón más rápido en Japón.

La de Fukuoka está considerada una pista rápida con el tradicional uso de "liebres" para dar velocidad a la carrera, entre las que hoy estuvieron el keniano Bitan Karoki, mejor marca para su país en los Juegos Olímpicos en los 10.000 metros, o el japonés Yuichiro Ueno, antiguo campeón nacional en 1.500 y 5.000 metros.

Aunque Gitau no superó el récord histórico de Fukuoka, que está en las 2h.05:18 logradas por el etíope Tsegaye Kebede en 2009, sí que mejoró la marca del vencedor del año pasado, su compatriota Josphat Ndambiri, que marcó un tiempo de 2h.07:36.