El técnico mexicano Javier Aguirre debutó el domingo como director técnico del Espanyol con un empate sin goles en su visita al Granada.

El punto cosechado por el equipo blanquiazul, que remplazó entre semana al argentino Mauricio Pochettino por Aguirre, truncó una racha de tres derrotas seguidas y le supuso sumar 10 unidades por la 14ta fecha, insuficientes para abandonar la cola de la clasificación.

El Granada también evitó sumar su cuarta derrota seguida en su estadio y ante un rival directo en la lucha por la permanencia, pero, con un solo triunfo en sus últimos siete cotejos, sigue estancado en los puestos de descenso, y su entrenador, Juan Antonio Anquela, en peligro de cese.

En la jornada del sábado, el Barcelona incrementó a seis puntos su ventaja sobre el Atlético de Madrid en la cima de la clasificación. Tras golear 5-1 al Athletic de Bilbao, los azulgranas suman 40 unidades y los rojiblancos 36 después de su derrota por 2-0 ante el Real Madrid, tercero con 29.

El Valencia perdió en casa por 5-2 ante la Real Sociedad y cesó a su entrenador, el argentino Mauricio Pellegrino.

La programación dominical se completa con los cotejos Deportivo La Coruña-Betis, Celta de Vigo-Levante y Mallorca-Zaragoza.

El Granada llevó el peso del partido en la primera mitad, abriendo el juego por las bandas y buscando conectar con los delanteros Odion Ighalo y Youssef El-Aarabi, pero las mejores ocasiones fueron para el Espanyol.

El equipo de Aguirre, bien parapetado atrás, sólo tuvo un momento de zozobra cuando un mal despeje del argentino Juan Forlín lo remató Gabriel Torje, y Borja Gómez no acertó a cabecear a la red un tiro de esquina. Seis remates en los primeros 20 minutos dejaron constancia de la voluntad ofensiva local, pero el Espanyol rozó el gol en sendos tiros de esquina. En el primero, Toño Rodríguez salvó sobre la línea el remate de Forlín; en el segundo, el argentino cabeceó al segundo poste, donde su compatriota Diego Colotto engatilló y el uruguayo Cristian Stuani puso la cabeza, aunque volvió a repelar fenomenalmente el arquero.

Los ánimos se calentaron en la segunda mitad, cuando Raúl Baena lanzó fuera un balón con Rodríguez descolocado y el argentino Cristian Alvarez respondió con otra meritoria atajada a zapatazo de Ighalo.

El Granada mejoró con la entrada de Yaché Brahimi y pudo desequilibrar la balanza en un par de llegadas de Jaime Romero y un tiro libre directo de Dani Benítez, pero Alvarez se mostró solido ante el equipo menos goleador de la liga y el Espanyol se contentó con el empate.