Jean-François Copé, el presidente oficial del principal partido de la oposición francesa, la UMP, propuso hoy celebrar en enero un referéndum sobre los estatutos del partido y proceder a nuevas elecciones en 2014.

Copé hizo este anuncio desde Nancy (este) después de que François Fillon, ex primer ministro que rechaza los resultados de los comicios internos en los que perdió contra aquel, se mostrara dispuesto a tratar sobre la organización de nuevas elecciones.

Ambos protagonizan desde el pasado 18 de noviembre una disputa abierta por la presidencia del partido Unión por un Movimiento Popular (UMP), entre acusaciones de irregularidades cometidas tanto durante la votación como en el escrutinio.

Copé completó su propuesta con la de que quien esté en la presidencia del partido en 2016 no sea candidato a las elecciones presidenciales, cuya próxima convocatoria está prevista para el año siguiente.

Los dos están citados por el expresidente francés Nicolas Sarkozy para solucionar la situación que atraviesa el partido antes del martes próximo, cuando el político tiene previsto, en caso de que persista el desacuerdo, declarar públicamente si ninguno de los dos está cualificado para estar al frente de la UMP.

El pasado 27 de noviembre Copé y Fillon aceptaron en principio celebrar un referéndum entre los militantes para determinar si quieren que se repitan los comicios internos.

Fillon, antes de la propuesta de hoy de Copé, había indicado que si no hubiera acuerdo entre los dos sobre la manera de celebrar una nueva votación, propondría la convocatoria de un "comité de sabios, previsto por los estatutos".