Al menos seis iraquíes, entre ellos un oficial de la policía y un miembro de las milicias gubernamentales, fallecieron hoy por distintos ataques cometidos al norte de Bagdad, informaron a Efe fuentes policiales.

Hombres armados mataron por disparos a un oficial de la policía, un médico y un ingeniero a la salida de sus respectivas viviendas en el barrio árabe al norte de la ciudad de Mosul, 400 kilómetros al norte de la capital iraquí.

En otro suceso, un grupo de hombres armados irrumpió en la casa de un miembro de los llamados Consejos de Salvación (milicias progubernamentales) en la zona de Al Yazira, al oeste de la localidad de Samarra, ubicada a 120 kilómetros al norte de Bagdad.

Los atacantes dispararon y mataron al integrante de los Consejos y a dos de sus hijos, después de lo cual las fuerzas de seguridad han comenzado a buscar en la zona a los responsables del asesinato, agregaron las fuentes.

Irak ha vivido un repunte de la violencia con frecuentes ataques dirigidos contra objetivos chiíes y fuerzas de seguridad desde la retirada, en diciembre del año pasado, de las tropas estadounidenses.