El flamante técnico de la selección de Brasil Luiz Felipe Scolari dijo el sábado que la Copa Confederaciones del año próximo está para cualquiera, mientras que el técnico de España Vicente Del Bosque admitió que su equipo carga una responsabilidad adicional a causa de resultados recientes.

Tras el sorteo en Sao Paulo, Scolari dijo que "no hay favoritos para el título". Dijo que ni Brasil no el campeón mundial España deberían ser considerados favoritos para ganar la competencia entre los campeones continentales.

Del Bosque dijo que "no se puede negar que existe más responsabilidad sobre nosotros por los resultados que hemos tenido en los últimos años".

El anfitrión Brasil quedó en el Grupo A, junto con Italia, subcampeón europeo; México (campeón de la Copa de Oro) y Japón (campeón de Asia). España, (campeón mundial) jugará en el Grupo B con Uruguay (campeón de la Copa América), Tahití (el campeón de Oceanía) y el campeón de la Copa Africana de naciones que se disputará a inicios del año próximo.

La Confederaciones se jugará del 15 al 30 de junio en seis ciudades brasileñas.

Scolari rechazó la noción de que Brasil está en el "Grupo de la Muerte".

"No existe tal cosa", dijo el ex técnico de Portugal y del Chelsea. "Tenemos que salir a jugar. Pensamos que será bueno para nosotros tener equipos fuertes a los que enfrentarnos y prepararnos para la Copa del Mundo".

Al técnico uruguayo Oscar Tabárez le preocupa el encuentro con los campeones del mundo.

"Pienso que España es el rival más difícil", dijo. "Uno solamente tiene que ver sus resultados en los últimos años y la forma en que han estado jugando".

A su vez, el técnico mexicano José Manuel de la Torre dijo que la Copa Confederaciones le va a dar a su equipo la oportunidad de mejorar.

"No vamos a ir solamente para participar", dijo. "Queremos pasar a la siguiente ronda y pelear por el título, como hicimos en México en 1999. Está claro que México ha estado muy bien en diversos torneos. Sabemos que tenemos el poder para ganarle a cualquiera".

El técnico de Tahití Eddy Etaeta dijo que "es increíble" que su país va a jugar ahora "contra los mejores equipos en el mundo", pero que su equipo debe ser "realista", sobre sus objetivos.