El futbolista Juan Román Riquelme recomendó a la directiva del argentino Tigre que juegue el partido de ida de la final de la Copa Sudamricana ante el Sao Paulo en 'La Bombonera', donde los paulistas generalmente pierden.

El alcalde de la localidad de Tigre, Sergio Massa, dijo a la prensa que Riquelme, vecino de ese distrito situado en la zona norte del Gran Buenos Aires, le llamó para recordarle que al Sao Paulo "siempre le fue mal" en el mítico estadio boquense.

La directiva del club argentino Tigre inició gestiones esta semana para que su equipo juegue el primer partido de la final, el próximo miércoles, en su estadio.

Pero el reglamento del torneo indica que los escenarios de los partidos de la final deben tener una capacidad para 40.000 espectadores y el del club bonaerense sólo puede albergar a 28.000.

Los dirigentes reclamaron a la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) que se respete su derecho a jugar en el estadio José Dellagiovanna, donde disputó todos sus partidos de la actual competición, incluso el de la semifinal ante el Millonarios colombiano.

Si el Sao Paulo exige que el aforo del estadio sea el que determina el reglamento, la primera alternativa sería que el equipo que dirige Néstor Gorosito reciba a los paulistas en el Ciudad de La Plata, una de las sedes de la Copa América de 2011.

En ese caso, el equipo azulgrana y la afición deberían trasladarse unos 98 kilómetros de norte a sur del Gran Buenos Aires.

El Tigre se clasificó finalista de un torneo internacional por primera vez en su historia al superar en las semifinales al Millonarios con empates a cero y a uno en Victoria y Bogotá, respectivamente.

El Sao Paulo eliminó al Universidad católica de Chile por los mismos resultados y el doble valor del tanto marcado fuera de casa.