Un palestino del sur de Gaza murió hoy a consecuencia de las heridas que sufrió en un enfrentamiento el viernes con tropas israelíes en la zona fronteriza entre la franja e Israel, informó el portavoz del Ministerio de Sanidad de Hamás, Ashraf al Qedra.

Según testigos, cientos de palestinos de Gaza se manifestaron el viernes cerca de la valla fronteriza con Israel en varias zonas al este y sudeste de la ciudad de Gaza, gritando eslóganes y tirando piedras a los soldados israelíes.

Los soldados respondieron con gases lacrimógenos y balas de goma. Al Qedra afirmó que 13 palestinos resultaron heridos además por fuego real.

Según fuentes médicas, Mahmud Jarghun, de 21 años, fue alcanzado por un disparo de bala en la pelvis y fue evacuado al hospital Abu Yusif An Najar de la localidad de Rafah, donde murió hoy.

Una portavoz del Ejército israelí señaló que los palestinos se aproximaron a la valla fronteriza y trataron de romperla.

Los soldados les conminaron a marcharse y, ante su negativa, comenzaron a efectuar detenciones y dispararon en las piernas a uno de ellos, según la portavoz.

Jarghun es el segundo palestino muerto por disparos del Ejército israelí desde el alto el fuego que puso fin a la ofensiva de Israel en la franja de Gaza el pasado 21 de noviembre.

El portavoz del Ministerio de Sanidad indicó que el número de muertos de la Operación "Pilar Defensivo" en Gaza se ha elevado a 177, después de que doce palestinos hayan muerto desde el fin de la operación a causa de las heridas que sufrieron durante la misma.

Dos tercios de los 177 muertos son civiles, mientras que el resto son milicianos, según el Gobierno de Hamás.

Por parte israelí, cuatro civiles y dos militares perdieron la vida por el impacto de los alrededor de 1.500 cohetes y proyectiles de mortero lanzados desde Gaza durante la operación.

Por otra parte, el presidente de la Asociación de Pescadores de Gaza, Nizar Ayash, aseguró a los periodistas que las fuerzas navales israelíes detuvieron hoy a 13 pescadores que faenaban frente a las costas de la franja.

Según Ayash, la detención de pescadores, después de que Israel decidiese incrementar la zona de pesca permitida en torno a Gaza de tres a seis millas por el acuerdo que puso fin a las hostilidades, "es una clara violación del alto el fuego".