El niño ecuatoriano de cuatro años que resultó herido grave el jueves pasado cerca de Madrid por la agresión de un hombre que presuntamente mató a su hermano de tres meses e hirió a su madre y a su bisabuela falleció hoy en el hospital en el que estaba ingresado.

Según confirmó el hospital 12 de Octubre de Madrid, el menor murió esta tarde y su cuerpo ya ha sido trasladado al Instituto Anatómico Forense, donde previsiblemente se le practicará la autopsia.

La tragedia ocurrió el jueves en un apartamento de la localidad de Parla, cercana a Madrid, cuando un hombre español de 30 años y con antecedentes policiales presuntamente causó la muerte del bebé y dejó herido muy grave al hermano en la vivienda de una familia ecuatoriana a la que alquilaba una habitación, según informó la Policía.

El hombre causó también heridas con arma blanca a la madre y a la bisabuela de los menores.

Al parecer, los hechos se desencadenaron durante un discusión entre los miembros de la familia y el presunto agresor, detenido e identificado por la Policía como Johnny G.C. y quien según algunos vecinos no pagaba el alquiler de la habitación en la que vivía.

El detenido golpeó supuestamente al bebé de pocos meses y al hermano de cuatro años, así como a la madre de los pequeños, de 20 años, y a su bisabuela, de 57.

El Ayuntamiento de Parla decretó ayer dos días de luto oficial en señal de duelo por el asesinato.