El juicio a los 39 acusados de intentar asesinar al presidente de Bolivia, Evo Morales, que se sigue en un tribunal de la ciudad sureña de Tarija se reanudará el próximo 10 de diciembre, según informaron hoy medios locales.

De acuerdo con un anuncio de anoche de fuentes judiciales recogida hoy por los medios, el juicio proseguirá el 10 de diciembre tras las numerosas incidencias sufridas esta semana, entre ellas la detención del representante legal del Gobierno boliviano en la causa, Fernando Rivera Tardío, por su presunta implicación en una red mafiosa de extorsión a acusados.

Rivera Tardío, asesor legal del Ministerio de Gobierno, ingresó anoche en prisión por orden judicial tras ser detenido esta semana como presunto líder de una red mafiosa que extorsionaba a acusados y presionaba a jueces y fiscales para que variaran sus decisiones.

En el macrojuicio por el supuesto complot contra Morales se encuentran acusados, entre otros, el húngaro Elöd Tòàsò y el croata-boliviano Mario Tadic, capturados durante un operativo en el que murieron el croata-húngaro-boliviano Eduardo Ròzsa, el rumano Magyarosi Arpak y el irlandés Dwayer Michael Martin.

Según el Gobierno, los cinco formaron una célula terrorista que pretendía asesinar en 2009 a Morales y apoyar la secesión territorial del departamento de Santa Cruz (en el este del país), entonces sede de un fuerte movimiento autonomista opositor al gobernante.

Todos los acusados han sostenido que la denuncia fue parte de un plan urdido por el Gobierno para desacreditar al movimiento autonomista.