Fumar en los hoteles estará prohibido a partir de ahora en Arabia Saudí, donde desde septiembre pasado está vetado en restaurantes, cafeterías, centros comerciales e instituciones públicas.

La agencia oficial de noticias saudí, Spa, informó hoy de que la decisión ha sido notificada ya a las agencias de viaje y organizadores de programas y actividades turísticas.

Un estudio efectuado por una universidad saudí indica que las ventas de tabaco en el reino alcanzan los 15.000 millones de cigarrillos anuales, con un valor estimado en unos 1.300 millones de dólares.

Este país es el cuarto importador de tabaco en el mundo y ocupa el vigésimo tercer lugar en el número adictos, entre saudíes y residentes extranjeros.

El Ministerio de Sanidad saudí ha obligado a las compañías importadoras locales de tabaco a aumentar hasta un 60 % el precio de los cigarrillos.

Desde finales de septiembre, no se permite también la venta de tabaco a menores de dieciocho años y se sanciona a los establecimientos infractores con una multa equivalente a unos 1.330 dólares.