La ciudad tunecina de Siliana fue escenario hoy por sexto día consecutivo de enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y grupos de manifestantes, que exigen el cese del gobernador y ayudas económicas para esa empobrecida provincia, informaron fuentes sindicales.

El primer ministro tunecino, Hamadi Yabali, se reunió hoy en la capital del país con representantes sindicalistas de la región de Siliana, informaron a Efe fuentes oficiales.

En la capital hoy volvieron a manifestarse varios partidos de la oposición en solidaridad con Siliana.

En un discurso televisado al país, el presidente tunecino, Moncef Marzuki, apeló anoche a la "formación de un gobierno restringido" formado por tecnócratas y reconoció que el ejecutivo actual "se muestra incapaz de responder a las demandas de los ciudadanos", unas declaraciones que el ministro de Derechos Humanos y portavoz del gobierno, Samir Dilú, calificó hoy de "peligrosas".