El cineasta Peter Jackson presentó hoy en Tokio su esperado film "The Hobbit: An Unexpected Journey", el primero rodado a 48 fotogramas por segundo (fps), algo que según el director es como "abrir un agujero" tras la pantalla para que el espectador la atraviese y "mire un mundo real".

"Aumentar los cuadros por segundo revoluciona la realidad", afirmó Jackson, entusiasta defensor de esta velocidad que duplica los habituales 24 fps y que, combinada con tecnología 3D, "hace las imágenes suaves y cómodas al ojo", dijo.

Para Jackson, quien ya dirigió la trilogía "El señor de los anillos", la variedad de dispositivos reproductores que existe en la actualidad, desde ordenadores tableta a "smartphones", ha hecho mucho más complicado atraer al público a una sala de cine.

Por eso, se mostró partidario de utilizar la tecnología para hacer "más espectacular" la experiencia cinematográfica: "Yo no quiero que los niños vean 'El Hobbit' en un iPad, quiero darles razones para que hagan ese viaje a la sala de cine", insistió.

En la presentación de la película en Tokio, Jackson estuvo acompañado por el actor estadounidense Elijah Wood (Frodo) y los británicos Martin Freeman (Bilbo Bolsón), Richard Armitage (Thorin Oakenshield) y Andy Serkis (Gollum).

Todos ellos destacaron, en una sala abarrotada de periodistas, la dedicación del equipo y el sentimiento de "familia" que se creó durante el rodaje: "Probablemente ha sido el mejor año de mi vida", aseguró Richard Armitage.

Elijah Wood explicó que para él fue "un regalo volver a Nueva Zelanda" más de una década después de haber rodado allí "El señor de los Anillos". "El ambiente era el mismo, la misma intimidad y conexión con el equipo", afirmó.

Peter Jackson tampoco escatimó elogios y definió a Martin Freeman como un "actor dramático fantástico" que de una misma escena podía rodar "seis o siete tomas, cada una diferente y todas fantásticas".

De Richard Armitage, "uno de los pocos actores que atrae atención en su quietud", subrayó su capacidad para transmitir el "sentido de la nobleza" y a la vez el conflicto interno que vive su personaje, que junto con el encarnado por Freeman son "el corazón y el alma de la película".

La primera entrega de "El Hobbit", que se estrenó el miércoles en Wellington, llegará a las salas de Japón el próximo 14 de diciembre.

El resto de los filmes de la trilogía -"The Hobbit: The Desolation of Smaug" y "The Hobbit: There and Back Again"- tienen fechas de estreno previstas para diciembre de 2013 y julio de 2014, respectivamente.