El director austríaco Michael Haneke ha conseguido el máximo galardón de los Premios Europeos del Cine que le convierten en el Mejor Director Europeo de 2012 por su película "Amour".