El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, lamentó hoy no haber acudido a la investidura del nuevo gobernante de México, Enrique Peña Nieto, a quien le deseó "suerte" en su gestión.

"Mucha suerte para el presidente Peña Nieto y, por su puesto, para ese país tan querido para los ecuatorianos como es México", expresó Correa en su habitual informe sabatino.

El mandatario ecuatoriano explicó que no pudo acudir por problemas de tiempo en su apretada agenda y señaló que en la ceremonia de investidura de Peña Nieto su país estará representado por el canciller, Ricardo Patiño.

"Con mucho dolor no pudimos asistir a la posesión del nuevo presidente de México", pero "desde aquí un abrazo" al nuevo gobernante de esa nación, reiteró Correa.

Peña Nieto asumió la Presidencia desde el primer minuto de este sábado en un acto celebrado en Palacio Nacional, en el que el mandatario saliente, Felipe Calderón, le entregó la bandera del país.

El nuevo gobernante jurará su cargo en una ceremonia solemne en el Congreso ante los diputados y senadores mexicanos, al cabo de la cual se desplazará a Palacio Nacional para ofrecer su primer discurso ante las delegaciones de otros países que llegaron para la investidura.