Alianza Petrolera venció el sábado 4-3 al América de Cali en una definición por penales deslucida al final por desordenes y ascendió a la primera división del fútbol colombiano en remplazo del Real Cartagena.

Hinchas violentos reaccionaron con furia y hubo al menos 10 heridos, entre ellos tres agentes de policía. Los jugadores del América abandonaron el estadio en un vehículo de seguridad, informó la policía.

América, uno de los históricos del balompié local, se adjudicó la primera parte del torneo de ascenso y Alianza la segunda.

La instancia de los penales fue necesaria luego que América ganó 1-0 el duelo de vuelta con anotación de Steven Mendoza, pero no le alcanzó. La derrota 2-1 en el de ida lo obligaba a una victoria por una diferencia de dos goles.

América fue alentado por más de 40.000 hinchas que llenaron las tribunas del estadio Pascual Guerrero de Cali.

El conjunto rojo, 13 veces campeón del torneo colombiano y en cuatro ocasiones finalista en la Copa Libertadores, aún mantiene posibilidades de regresar a la máxima división, se jugará la última carta en la Promoción ante al Cúcuta Deportivo el 7 y el 11 de diciembre.

Juan Nieto, Rafael Carrascal, William Palomeque y Camilo García convirtieron las ejecuciones de Alianza y el arquero del América Andrés Mosquera atajó la de Andrés Rentería.

Iván Trujillo y los uruguayos Nicolás Schenone y Julián Lalinde concretaron las del América.

El defensor del América Rubén Darío Bustos estrelló el balón contra el horizontal y el arquero Santiago Rodas tapó el penal a Stiven Mendoza.

Después del partido, un grupo de fanáticos trató de agredir a jugadores del América, en particular a Bustos, y debieron ser protegidos, indicó el general Fabio Alejandro Castañeda, responsable del esquema de seguridad.