El primer ministro británico, David Cameron, dijo hoy que la celebración del Día Mundial de la lucha contra el Sida debe servir para educar y alertar a la gente sobre los peligros de la enfermedad y la necesidad de hacerse pruebas.

En una declaración grabada por televisión, Cameron admitió que todavía hay mucha gente en el Reino Unido que vive con el virus VIH, pero muchos no saben que lo tienen.

"El Día Mundial del Sida es una oportunidad para conseguir dos cosas: tomar medidas y reflexionar" puesto que "todavía hay demasiadas personas que no están educadas sobre el VIH y el Sida y que no se hacen pruebas", afirmó.

Según dijo, más de 100.000 personas viven con el virus de la enfermedad en el Reino Unido, de los que 25.000 no saben que están afectados, lo que les impide acceder a los tratamientos médicos.

"La gente necesita saber que, si se hace pronto el diagnóstico, las perspectivas para mucha gente con el VIH en el Reino Unido es hoy buena gracias a los efectivos tratamientos disponibles", señaló.

Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, los ciudadanos en el Reino Unido podrán hacerse estos días una prueba diagnóstica gratuita en varios puntos de Londres, en los que recibirán información sobre medidas de prevención y tratamiento.