Un grupo armado secuestró hoy a veinte reclutas del Ejército iraquí en la ciudad de Biyi, a unos 200 kilómetros al norte de Bagdad, tras interceptar el autobús en el que viajaban, informaron a Efe fuentes de la policía.

Las fuentes explicaron que los secuestrados, procedentes de la ciudad septentrional de Mosul, se dirigían a Bagdad cuando un grupo armado les hizo detenerse en el camino.

Los captores, que se trasladaban en varios coches, se llevaron a los reclutas a un lugar desconocido en la provincia de Al Anbar, en el oeste de Irak.

Las fuerzas de seguridad llevaron a cabo una operación para hallar a los secuestrados y no descartan la posibilidad de que la organización terrorista Al Qaeda sea responsable de este suceso.

Irak ha vivido un repunte de la violencia con frecuentes ataques dirigidos contra objetivos chiíes y fuerzas del orden desde la retirada, en diciembre pasado, de las tropas estadounidenses.