Tres desaparecidos y casi un millar de familias damnificadas dejó el temporal de lluvia que azotó este jueves el área metropolitana de Asunción, informaron hoy fuentes oficiales.

Un portavoz policial confirmó a Efe la desaparición de tres personas, dos de ellas arrastradas por las aguas en los municipios de Luque y Lambaré, aledaños a la capital.

El tercero fue un hombre cuya embarcación volcó en el río Paraguay, a la altura de la localidad de Limpio. Sus dos compañeros pudieron ser rescatados, dijo la fuente.

El titular de la Secretaría de Emergencia, Rafael Valdez, informó a emisoras de radio de casi 1.000 familias, en torno a 4.500 personas, damnificadas por las lluvias, que colapsaron el Gran Asunción, como se conoce a la capital y sus ciudades aledañas.

Al agua de lluvia se sumó el desbordamiento de arroyos, lo que inundó amplias zonas.

Asunción y Limpio fueron, según el responsable de Emergencias, los dos municipios más golpeados por las precipitaciones, que causaron particular daño en las viviendas de zonas pobres próximas a las desembocaduras de los arroyos.

En un comunicado, la Policía dijo que recibió ayer 256 llamadas de emergencia relacionadas con el temporal y que hoy sigue con tareas de apoyo a las familias afectadas y búsqueda de las personas desaparecidas.

La copiosa lluvia generó raudales de agua que arrastraron vehículos a su paso, árboles, postes y carteles publicitarios caídos, cortes de energía eléctrica y fallas del sistema telefónico en el Gran Asunción, hogar de casi el 40 por ciento de los paraguayos.