El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, destacó hoy los progresos realizados por Grecia para afrontar su crisis financiera y de deuda, aunque pidió paciencia para que el socio europeo consiga afrontar la situación.

"Pueden apreciarse los primeros progresos, pero el camino que hay ante nosotros es largo", dijo Schäuble ante el pleno del Bundestag, la cámara baja alemana, que se prevé que a lo largo de la jornada apruebe mayoritariamente el nuevo paquete de ayudas acordado por los países de la zona del euro en Bruselas.

El jefe del Tesoro alemán aseguró ante los diputados germanos que las autoridades de Atenas trabajan con gran entusiasmo para aplicar las reformas necesarias y que en los últimos años ha logrado reducir apreciablemente su déficit público.

Tras afirmar igualmente que el país mediterráneo está consiguiendo incrementar su competitividad, Schäuble pidió a los miembros del Bundestag un amplio apoyo a la acordada ampliación del paquete de rescate para Grecia.

Para el ministro germano, la cámara baja decide con su votación si continúa el rescate de Grecia o se interrumpe, aunque se da por sentado un voto favorable al nuevo paquete de ayudas, ya que los partidos del Gobierno y la oposición socialdemócrata y verde ya anunciaron su respaldo.

Schäuble advirtió, sin embargo, de que no se deben plantear incentivos erróneos para los esfuerzos de reforma de Grecia y rechazó por ello las especulaciones acerca de una posible quita de la deuda helena.