El gobierno entrante de México presentó el viernes al gabinete que acompañará a Enrique Peña Nieto a partir del sábado cuando asuma formalmente como presidente del país y marque el retorno al poder el otrora poderoso Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En un gabinete que integra a viejos y nuevos miembros del PRI, una ex líder de la izquierda y a uno de los principales funcionarios económicos del gobierno saliente, Peña Nieto designó al frente de la Secretaría de Gobernación, el segundo puesto en importancia después del presidente, a Miguel Angel Osorio Chong, un ex gobernador que además de las funciones de la política interna se encargará de los temas de seguridad pública.

El coordinador de campaña y del equipo de transición de Peña Nieto, Luis Videgaray, fue designado secretario de Hacienda.

En la cancillería se nombró a José Antonio Meade, quien hasta hoy se desempeñaba como secretario de Hacienda con el presidente saliente Felipe Calderón.

Una de las incorporaciones de figuras ajenas al PRI fue la de Rosario Robles, quien hace unos años fue líder del izquierdista Partido de la Revolución Democrática, del que fue expulsada.

Unas semanas antes de asumir el poder, el todavía presidente electo presentó propuestas legislativas para modificar la organización del gobierno y que consideraba la desaparición de dos secretarías, incluida la de Seguridad Pública, cuyas funciones serían absorbidas por la de Gobernación, que en las dos últimas administraciones concentró buena parte de sus actividades en el manejo de la política interna.

La iniciativa fue aprobada en la Cámara de Diputados, aunque quedó detenida en el Senado debido a que los dos principales partidos de oposición demandaron incluir algunos candados para evitar que Gobernación se convierta en una especie de supersecretaría sin controles.

Entre las demandas de los partidos es que algunos cargos de jefes policiales sean ratificados por la cámara alta.

El PRI vuelve a la presidencia 12 años de ser derrotado por primera vez en siete décadas en el 2000 por el conservador Partido Acción Nacional.

Peña Nieto asumirá formalmente la presidencia el sábado por la mañana en una ceremonia en el Congreso, donde el mandatario saliente Felipe Calderón le entregará la banda presidencial